Inicio / Beneficios / Ahora ya lo sabes: ¿Cómo es que el pelo largo se convirtió en algo para las mujeres?

Ahora ya lo sabes: ¿Cómo es que el pelo largo se convirtió en algo para las mujeres?

Aunque la moda del cabello puede cambiar de temporada en temporada, la asociación entre las mujeres y el cabello largo es antigua.

Se remonta al menos a los antiguos griegos y romanos, y según la arqueóloga Elizabeth Bartman, incluso a pesar del ideal griego de un “filósofo barbado y de pelo largo”, las mujeres de esa sociedad seguían teniendo el pelo más largo que los hombres con regularidad. Las mujeres romanas mantenían su cabello largo y tendían a partirlo hacia el centro, y un hombre que dedicara demasiada atención a su cabello “se arriesgaba a ser despreciado por parecer afeminado”. La Biblia continuó la tradición. Anthony Synnott, un sociólogo que ha escrito que el cabello es un símbolo personal con “un inmenso significado social”, encontró estas implicaciones en, por ejemplo, la carta de San Pablo a los Corintios: “¿No te enseña la naturaleza misma que si un hombre tiene el pelo largo es una vergüenza para él? Pero si una mujer tiene el pelo largo, es una gloria para ella.”

El cabello es altamente comunicativo, dice Stenn, permitiendo a los individuos enviar “mensajes de salud, sexualidad, religiosidad, poder” a primera vista. Puede ser una expresión de la identidad individual y de grupo, y cuanto más atención se espera que una persona (a menudo una mujer) le dedique, más puede decir. La erudita Deborah Pergament ha escrito que las implicaciones culturales e históricas del cabello pueden ser legalmente significativas. “Las inferencias y juicios sobre la moralidad de una persona, su orientación sexual, su persuasión política, sus sentimientos religiosos y, en algunas culturas, su estatus socioeconómico”, señala, “a veces se pueden conjeturar al ver un determinado peinado”.

Stenn, un ex profesor de patología y dermatología en Yale que también fue director de biología de la piel en Johnson & Johnson, cree que la salud es quizás la causa principal de la importancia del cabello. “Para tener pelo largo tienes que estar sano”, dice. “Tienes que comer bien, no tener enfermedades, ni organismos infecciosos, tienes que descansar bien y hacer ejercicio”.

Stenn también señala las dificultades prácticas del cabello largo: “Para tener pelo largo tienes que tener tus necesidades en la vida atendidas.” Así que el cabello largo es también un símbolo de estatus, especialmente cuando se trata de peinados complejos que requieren que alguien más te ayude a hacerlos, lo que “implica que tienes la riqueza para hacerlo”. No es coincidencia que los peinados cortos como el “bob” se pusieran de moda durante el siglo XX, en regiones donde las mujeres empezaban a rechazar la idea de que había que cuidarlas.

Y, las implicaciones del cabello van en sentido contrario también. Los hombres (especialmente los de alta cuna, que también tuvieron tiempo de cuidarlo) a veces han llevado el pelo largo, y los guerreros góticos libres en Italia a principios del último milenio eran conocidos como capillati u “hombres de pelo largo”. Pero, en general, se esperaba que su pelo fuera más corto que el de las mujeres de sus sociedades. El historiador Robert Bartlett ha señalado que en 1094 “el arzobispo Anselm de Canterbury se negó a dar las cenizas o su bendición a aquellos jóvenes que ‘crecían su pelo como las chicas’ a menos que se cortaran el pelo”. Incluso a mediados del siglo XX, después de que las mujeres con pelo corto fueran menos sorprendentes, los hombres y niños americanos tuvieron que luchar por el derecho a crecer sus mechones.

Puede interesarte

Signos de que es hora de cortarse el pelo

Admitiremos que no siempre es fácil saber cuándo necesitas un corte de pelo, o si …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *